Sígueme en...

Síguenos en Twitter Siguenos en Facebook Siguenos en Pinterest Instagram

BIENVENIDOS

Mi blog vio la luz, el día 18 de Octubre de 2012...

Les doy la bienvenida a mi rincón, donde todos los relatos, cortos o escritos que comparta con ustedes, nacen de mi corazón e imaginación.
Los personajes que pueda crear en mi mente no tienen ningún parecido con alguna persona real.
Cualquier imagen que utilice para representar a mis personajes es simplemente porque esas personas tienen las características de los protagonistas de mi historia.

Ya saben... un blog crece y se alimenta de comentarios, espero los vuestros.

miércoles, 5 de agosto de 2015

TRILOGÍA MI ELECCIÓN de Elisabet Benavent


Acabo de terminar de leer la historia de Alba, Hugo y Nico… y me he quedado con una sensación extraña. No es que no me haya gustado, pero tampoco me ha encantado. A ver si logro explicarme. Plantear una relación de tres donde los dos chicos quieren a la misma chica y ella los quiere a ambos es algo sumamente complicado. Partimos de la base de que esto es una historia de ficción, pero en la vida real no sabemos si existen casos de personas que convivan con una relación así. Yo, particularmente, las novelas que he leído de tríos suelen ser de tres personas que se aman entre ellos. Por poner un ejemplo la última que leí fue… Nunca es suficiente de MC Andrews.

La diferencia entre ambas es que, en la de Andrews, cada uno de los integrantes del trío amaba a los otros dos, por lo tanto aunque parezca raro, creo que es más factible que la relación dure. Porque cada uno necesita de esas dos personas para sentirse completo, por mucho que pueda costarnos aceptarlo. En cambio, cuando se plantea como en esta historia, la cosa ya es, no solo, complicada, sino, destinada al fracaso. ¿Por qué?, porque los sentimientos de cada uno son de una intensidad distinta, los mismos van cambiando a medida que la relación se afianza… y, entonces, aparece la duda de ¿A quién quiere más Alba? ¿Con quién se siente más unida? Porque lo que sí es imposible es que los ame a ambos de igual forma.

Por todo esto no me gustó, ya que desde el principio supe que no solo sufrirían los tres, si no que uno de ellos saldría más dañado… ¿Quién será? Aunque la vida está hecha de elecciones, y cada uno de los protagonistas tomarán las suyas.

Les hablaré de mis impresiones con respecto a toda la trilogía:

En primer lugar, muchas veces me recordó a la serie de Valeria… por las escenas de Alba con las amigas, en ellas había momentos en que recordaba escenas de alguno de los libros de la saga, de esas reuniones de Valeria con sus amigas.

Otra de las cosas que se me hizo un poco pesada, fue la obsesión por describir siempre la ropa que llevan los personajes, se me hacía muy repetitiva.

Cada uno de los protagonistas nos muestra, en algún momento, ese punto que tenemos todos, unos más que otros, de egoístas. Y también nos muestran sus miedos; ellos nos enseñan que son humanos y, por lo tanto, no son perfectos.

Quizás, muchas de vosotras, cuando leyeron la historia pensaron de entrada, está bien, pero es poco factible enamorarse de dos personas, ojo… hablo de amor, no de atracción física, deseo o, en palabras claras, ponerse cachonda con un tío buenísimo o dos ¿Por qué no?, soñar con vivir una fantasía en la que dos tíos, buenísimos, te hacen disfrutar y si, además, puedes hacerla realidad, pues olé tú. Una relación de tres cuando es solo placer y sexo, puede funcionar… pero en el momento en el que los sentimientos entran en la ecuación, tarde o temprano, todo se complica.
Esto es lo que ocurre con Alba, Nico y Hugo, todo se complica, todo se va de madre hasta que uno dice… no puedo más.


Muchas pensarán también que Alba no puede estar enamorada de los dos, que solo se cree enamorada… yo en eso discreparía. Os explico por qué, soy de la creencia que todos tenemos un alma gemela, media naranja, medio pomelo o como quieran llamarlo; esa persona especial que conecta contigo de una manera que no se puede explicar, que te hace sentir mariposas en el estómago y que es capaz, después de muchos años, de hacer algo que te haga volver a sentirlas. Esa persona que a pesar de estrujar el tubo de pasta por el medio, dejar la ropa tirada, discutirte por cualquier tontería y tener manías que no comprendes; con solo abrazarte fuerte, darte un beso, decirte que eres todo para él, o simplemente acurrucarse contigo en la cama, sin más pretensión que querer compartir tu calor, esa persona… consigue que todo lo malo se diluya. Pero mientras esperas que llegue o no…, te puedes encontrar con personas especiales a las que llegas a amar y con las que, quizás, compartas toda la vida o solo parte de ella. Muchos no creerán en esto de las almas gemelas, de las vidas pasadas o futuras… yo sí creo, no sé si será verdad o no, pero sí creo. 

(Os invito a leer LAZOS DE AMOR, una historia basada en hechos reales, de Brian Weiss.)

En el caso de Alba, ella conoce a ambas personas al mismo tiempo… a esa alma gemela (sin saber aún que lo es) con la que todos sueñan y a esa persona especial que te hace sentir mucho más. Y, equivocadamente o no, cree que los ama a los dos y que esa relación es viable, por la sencilla razón de que la hace feliz. Solo que la convivencia, el compartir con ambos por separado, el vivir momentos íntimos y distintos con cada uno, hará que la balanza empiece a inclinarse hacia uno de ellos, hacia ese medio pomelo que todas soñamos encontrar. Aquí empiezan los verdaderos problemas. El egoísmo aflora y el dolor de perder lo que tanto buscabas hallar, hace que por miedo, cobardía o comodidad, actúes mal; pensando solo en ti, antes que en la persona a la que amas.




Una historia con muchos sentimientos, divertida en muchos momentos, sobre todo gracias a la hermana de Alba, Eva (me gustó mucho este personaje y me encantaría conocer su historia); pero también un poco pesada en otros… muchas descripciones de trajes, faldas, modelitos… y demás accesorios. (Lo siento, ya sé que lo he dicho antes, pero es que no me gusta que se repita tanto, a veces no sabía si la historia iba de moda, de sentimientos o de sexo, en fin…)
Como dije al principio, no me disgusto, disfruté mucho de su lectura, pero no me sedujo como Valeria.

Creo que Alba, la protagonista, hace cosas que a mi entender no son buenas… (no digo que le resulten o no), no puedo decir más porque sería hacer spoiler, solo diré que las personas deben elegir libremente, sin intermediarios, ni presiones… porque si esa elección sale mal, la culpa solo será del que eligió, pero si esa elección fue hecha por la intervención de alguien, sin estar seguro de querer dar el paso… entonces, lo más probable es que te la eche en cara y, al final, en vez de sumar una victoria, restas un derrota. 

Sé que no es fácil, pero pienso que es verdad que si amas a alguien debes dejarlo ir y solucionar sus problemas, si luego regresa a ti es que era amor del bueno, sino, entonces fue mejor así. ¿Saldrá bien? ¿Sufrirán? La vida está llena de momentos, buenos, malos, felices, amargos… y el conjunto de todos ellos son lo que la hacen maravillosa.

Elisabet Benavent tiene una forma de escribir muy fresca y sencilla que hace fácil conectar con sus historias, aunque debe tener cuidado con no repetir ciertas cosas, como el tema amigas (mencionado anteriormente), tenemos: Una muy salida que se liaba con todo espécimen que se le cruzara por el ojo, otra remilgada que se horrorizaba por todo y tenía problemas con su futura suegra, la casada que buscaba tener hijos… todas ellas me recordaron, en algún instante, a ese grupo loco de amigas que tenía Valeria.




Como bien dice su nombre “MI ELECCIÓN”, esa es la clave, que todo lo que hagas sea porque lo decides tú. Nadie debe presionarte y menos con la excusa de que es por amor… aunque, a veces, un empujoncito en la dirección correcta puede ayudar. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario