Sígueme en...

Síguenos en Twitter Siguenos en Facebook Siguenos en Pinterest Instagram

BIENVENIDOS

Mi blog vio la luz, el día 18 de Octubre de 2012...

Les doy la bienvenida a mi rincón, donde todos los relatos, cortos o escritos que comparta con ustedes, nacen de mi corazón e imaginación.
Los personajes que pueda crear en mi mente no tienen ningún parecido con alguna persona real.
Cualquier imagen que utilice para representar a mis personajes es simplemente porque esas personas tienen las características de los protagonistas de mi historia.

Ya saben... un blog crece y se alimenta de comentarios, espero los vuestros.

miércoles, 25 de marzo de 2015

Paolo Alcalá protagonista de Y llegaste tú... Conociendo a mis lectores.


Hola a todos, voy a ser muy breve... me gustaría conocer un poco a mis lectores. Saber vuestro color favorito, vuestro plato preferido, que estilo de música os gusta, alguna película que no hayáis podido olvidar y si tenéis una canción con un significado especial...


Ahora, quisiera que escribierais una palabra que os definiera... por ejemplo, yo puedo decir dos:

Temperamental y romántico.


¿Dónde os gusta más leer?

A mi en el sofá de mi casa




¿A qué horas?

Por la tarde y acompañado por música muy suave.


Por último... ¿Cuáles son esos pequeños detalles que te enamoran?

A mi, una caricia cuando no la esperas. Un abrazo, un trozo de mi postre favorito... (lo confieso soy un poco goloso)



Me despido esperando que encontréis divertido este pequeño intercambio y os dejo de regalo un trocito de mi historia:



Entraron y, nada más cerrarse las puertas, notaron ese magnetismo que los atraía; se sentía la electricidad que los rodeaba. Paolo la miraba con el deseo desnudo reflejado en sus ojos. De pronto, mientras la contemplaba, recordó el sueño que había tenido con ella en un ascensor y su pene se puso en posición de firme. Inspiró fuerte y trató de cambiar el hilo de sus pensamientos, pero entonces la miró pasarse la lengua por los labios y esa fue su perdición. Se acercó a ella rápidamente y, en cuestión de segundos, la tenía presionada contra la pared; su erección pegada a su cuerpo y su boca ansiosa, devorándola.


No hay comentarios:

Publicar un comentario