Sígueme en...

Síguenos en Twitter Siguenos en Facebook Siguenos en Pinterest Instagram

BIENVENIDOS

Mi blog vio la luz, el día 18 de Octubre de 2012...

Les doy la bienvenida a mi rincón, donde todos los relatos, cortos o escritos que comparta con ustedes, nacen de mi corazón e imaginación.
Los personajes que pueda crear en mi mente no tienen ningún parecido con alguna persona real.
Cualquier imagen que utilice para representar a mis personajes es simplemente porque esas personas tienen las características de los protagonistas de mi historia.

Ya saben... un blog crece y se alimenta de comentarios, espero los vuestros.

miércoles, 1 de mayo de 2013

PÍDEME LO QUE QUIERAS, AHORA Y SIEMPRE... de Megan Maxwell


Hace unas semanas termine de leer la segunda y supuestamente última parte de la historia de Eric y Jud, he tardado en escribir mi reseña porque me encontraba en conflicto con lo que esperaba y lo que me encontré. Si tengo que elegir entre el primero y el segundo, me quedo con el primero.

En general la historia me gusto, pero hay ciertos momentos y actitudes de Jud que particularmente a mí no me han gustado.  Estoy de acuerdo en que es una mujer de armas tomar, decidida, independiente y que no le gusta que la mangoneen. También entiendo que estaba furiosa y dolida por como Iceman la había tratado cuando paso lo de las fotos, lo cual ocasionó su ruptura con él.

Pero ella se lo cobra con creces, lo hace arrastrarse por su perdón y creo que en algunos momentos es muy dura… lo cual la convierte en masoquista, porque todo el castigo que le inflige a él, se lo inflige a ella misma. Es una mujer muy impulsiva que a veces actúa sin pensar en las consecuencias.

Eric, sabemos cómo es… Alemán, cabeza cuadrada, frío, mandón, etc… pero también sabemos que tiene miedo, mucho miedo a perder a sus seres queridos, y es ese miedo el que lo hace a veces ser tan déspota… No lo estoy disculpando pero si trato de entenderlo.
Muchas veces a lo largo de la historia Jud se sabotea ella misma… no dicen que se atrapan más moscas con la miel. Pues ella no se queda corta en cabezonería, vamos que si ambos hicieran una competencia no se cual de los dos saldría ganando.

La novela  la he dividido en dos partes, la primera parte… reconciliación muy currada por parte del Iceman, comienzo de su vida en Alemania y el enorme trabajo de Jud con relación a Flyn. La verdad que hay que tener paciencia de santo para aguantar las impertinencias del niño, pero en el fondo es un chico con carencias y miedos.

En esta primera parte, ellos empiezan a crear su vida en pareja, con sus altibajos y con todos los problemas que se presentan en la convivencia… Eric, en algunos momentos es muy duro y un imbécil cada vez que le niega algo en su casa, pero como digo antes, luego es capaz de cambiar por el amor que siente por ella… y eso se lo demuestra a lo largo de la novela.

La segunda parte, para mí la más erótica, cuando empiezan los juegos, cuando aparecen los compañeros de juegos y cuando él otra vez por amor a ella, se deja llevar y le regala una de sus fantasías a Jud, por todo eso no entendí, porque ella con todo lo echada pa`lante que es, y sabiendo que ambos se han prometido sinceridad, no lo enfrenta y le cuenta lo que quiere seguir haciendo y lo que cree que es mejor para Flyn.

La bomba estalla y las consecuencias son terribles… pero al igual que en la primera parte fue él quien se equivoco, en esta fue Jud la que se precipito y la que con su furia española consigue hacer parecer como que es Eric, quien la echa de su lado. Ella sabe que él es un hombre muy cerrado y a mi entender tenía que haberle dado el tiempo necesario para que se calmase y hablasen, vamos… ¿no se desapareció ella la primera vez sin darle opción?

Mal interpreta sus silencios, mal interpreta lo que dice Flyn y asume que él quiere que ella se marche… luego termina de sacarlo de sus casillas. Es esa parte del carácter de Jud que no me ha gustado, creo que es demasiado rencorosa… vamos, que esta vez mete la pata ella y es él  quien vuelve a arrastrarse para conseguir su perdón.

Ambos se vuelven muy cabezones, se quieren y solo saben herirse mutuamente… son una combinación explosiva, porque tienen caracteres muy parecidos.

Los juegos sexuales… muy intensos y hay dos escenas que me dejaron literalmente con la boca abierta… vamos que no sé quién de los dos es el más morboso, pero eso lo tienen que descubrir ustedes.

En resumen, Eric es un gilipollas muy frio, pero le demuestra a Jud que puede cambiar por amor… y al final, creo que la más cabezota y fría es ella, le castiga duramente y se arriesga a perderlo definitivamente, porque no se puede tensar tanto la cuerda ya que corres el riesgo de romperla, y por mucho amor que sientas por alguien, puedes llegar a cansarte de suplicar perdón.



Como saben la mayoría... al final habrá un tercer libro, 

PÍDEME LO QUE QUIERAS, O DÉJAME... 

un titulo que nos deja con mucha intriga


2 comentarios:

  1. Me encanta tu reseña y te doy toda la razón Jud ¡es tremenda! pero chica...al escribirla ¡me salió así! nadie es perfecto. Él es como es y ella es como has visto. Como siempre mil gracias por la estupenda reseña. Besos amoreeeeeeeee

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo en todo lo que dices. Y miedo me da la tercera parte...

    Saludos desde Nadie esta solo ;-)

    ResponderEliminar