Sígueme en...

Síguenos en Twitter Siguenos en Facebook Siguenos en Pinterest Instagram

BIENVENIDOS

Mi blog vio la luz, el día 18 de Octubre de 2012...

Les doy la bienvenida a mi rincón, donde todos los relatos, cortos o escritos que comparta con ustedes, nacen de mi corazón e imaginación.
Los personajes que pueda crear en mi mente no tienen ningún parecido con alguna persona real.
Cualquier imagen que utilice para representar a mis personajes es simplemente porque esas personas tienen las características de los protagonistas de mi historia.

Ya saben... un blog crece y se alimenta de comentarios, espero los vuestros.

jueves, 18 de julio de 2013

QUIÉROME MUCHO de Regina Roman



Dicen que el humor es muy subjetivo, se preguntarán ¿por qué?, sencillamente, porque no a todo el mundo le causa la misma gracia el mismo chiste. Hay personas que se ríen con facilidad, o que tienen el humor a flor de piel, o quizás, será que se toman la vida con alegría. Pero también, hay personas a las que les cuesta reír, o no entienden el chiste, o no le ven la misma gracia que otros.
En definitiva, que todo ser humano es diferente y percibe las cosas de manera distinta a los demás. Ocurre lo mismo con el llanto, no ha todos les hace llorar la misma escena de una película, ni la misma historia… los sentimientos los percibe cada persona con diferentes grados de intensidad, lo que no quiere decir, que sea mejor o peor… sólo que cada uno es auténtico y único.
Se preguntarán, a que viene todo la palabrería que acabo de escribir, y que tiene que ver con la novela de la que voy a hablar. Pues os diré, que lo antes expuesto, tiene que ver con “Quiérome mucho”, y con la etiqueta que viene en la novela: “Desternillante”; porque seguramente a muchos les habrá divertido, a otros les habrá arrancado una que otra carcajada y los habrá también, que se han desternillado de risa.
A eso es a lo que me quería referir, que no todo el que lea esta historia se partirá de risa, pero si estoy convencida, que a todos arrancara más de una sonrisa; y sobre todo,  nos hará reflexionar de muchas maneras.

Yo, les puedo decir que a lo largo de la historia de Marina y sus compañeros, he reído, me he emocionado, he llorado de la risa y también he sufrido. A sido un sube y baja de emociones, en muchos momentos me sentí identificada, en otros quería darle de tortas a Adela y Marina, pero luego piensas que tú en algún momento has sido como ellas.
Marina Valdemorillos es una chica con un problema muy grande, y ese es, que no se quiere ni un poquito. Su autoestima esta, no por el suelo, sino por el subsuelo; y además de eso, es una buenaza, lo cual la convierte en un blanco perfecto para los abusones. Lo peor de todo, es que ella es consciente de que la utilizan, y aun así, sigue cayendo en las garras de los que van por la vida pisando a los más débiles. Ella es tan negativa, que cuando piensa que algo le va a ocurrir, tengan por seguro que le ocurre, pero eso lo atrae ella con su pesimismo. Lo curioso, es que solo es así consigo misma, porque luego para las amigas, es capaz de sacar las uñas.
Con esta historia en clave de humor, conocerás a las personas que no saben decir que no, cuando les piden un favor. Por un lado Marina, una chica inteligente y consciente de su problema, pero que no hace nada por intentar salir de el mismo, y por otro su amiga y compañera de trabajo Adela Vela, una mujer no solo con inseguridades, sino además muy inocentona, de esas que no ven la maldad venir hasta que la tienen encima.

Otro personaje que me gusto, aunque en el fondo pisa fuerte, es Marta el Elfo. Una mujer que sabe decir no; con delicadeza…. Nooooo. Ella lo dice directo, de frente y a lo bestia, no es no. Pero juega un papel importante en la vida de sus compañeras, porque intenta hacer ver a Marina su error, trata a pesar de su bordería, de enseñarle técnicas para que poco a poco, ella logre que dejen de abusar de su inseguridad. Pero a pesar de su carácter agrio, estoy convencida de que Marta tiene un corazoncito, y no sé porque, creo que ha sufrido lo suyo.
Con Juan conoceremos, la torpeza, la ternura y el amor, porque la belleza esta en los ojos de quien la mira. Y este guapetón, verá la belleza que hay en Adela, devolviéndole la alegría y seguridad que había perdido… Demostrándonos que todos merecemos ser amados y aceptados tal como somos.
Por último y no menos importante… Román, el amor secreto de Marina, un chico guapo, buena gente, y que sabe ver más allá de las apariencias, un chico que ve la belleza y ternura que hay en Marina, pero ella como no se quiere nada de nada, lo único que hace es boicotearse a si misma.
En resumen, esta historia no solo habla de las personas que no se estiman, y que permiten que abusen de ellas, no solo habla de esa gente que quiere agradar a todos y por ello no sabe decir que no… esta historia, habla de muchas más cosas, del amor, de la belleza, de la autoestima, de la pureza de espíritu, de la amistad, de los complejos, de los que sufren, de la soledad, de la justicia, etc. Y aunque parezca increíble, entre las casi 300 páginas que tiene la novela, te encontrarás con todo esto y seguro que muchas cosas más que yo no vi.
Eso sí, les aseguro que pasaran unos momentos divertidos, mientras conocen a Marina, sus amigos y sus no tan amigos… y yo, me quedo esperando la segunda parte de la historia, con las palabras que le dice Roman a Marina:

―Cuando te vi en aquella ventana ―señalo la mía―, supe que yo era un Romeo que acababa de encontrar a su Julieta.





2 comentarios:

  1. Tengo muchisimas ganas de leerlo y como lo tengo caera en breve.

    Saludos desde Nadie esta solo =)

    ResponderEliminar
  2. Hola! Me gustan las historias que me sacan sonrisas y por tus comentarios esta novela promete. La apuntaré en pendientes. Gracias por tu reseña.
    Feliz día!

    ResponderEliminar